Blog

TODO SOBRE MASAJES EROTICOS

¿Te puedes dar masajes a ti mismo?

Aunque lo ideal es tratarse con profesionales y puede que inicialmente la consulta por cuáles son las estrategias para darse un masaje a uno mismo suene un poco extraña, pero lo cierto es que en ocasiones puede ser un método muy productivo y más efectivo que optar por la ayuda de otra persona que quizá no siempre está disponible. En caso que usted se pregunte por cuál es el método más pertinente para cumplir con lo anterior, a continuación se describen algunas sugerencias para que a partir de hoy usted pueda masajearse a sí mismo.

Recomendaciones para darse un automasaje

  • Espalda u hombros: La opción más sencilla para conseguirlo es haciendo uso de una pelota de tenis. Para empezar, usted debe ubicar la pelota en el piso y acostarse justo encima de ella. Es importante que lo haga lo más cerca que sea posible del punto o del foco de donde proviene el dolor. A continuación, será el momento de empezar a hacerla rodar hasta que pueda ubicar un punto que se hablan y luego quedarse en esa posición por un lapso de cinco minutos o un poco más hasta que note que el músculo o los músculos ya se han relajado.

  • Abdomen: Esta es una muy buena idea para quien pretende aliviar los cólicos menstruales. Usted debe empezar por acariciar el estómago haciendo círculos, intentando que sea en el sentido de las agujas del reloj y utilizando toda la superficie de sus manos. El siguiente paso consiste en usar los dedos, para finalmente seguir con las caderas pero en este momento de una manera vigorosa. Párese y con los puños cerrados, empiece a golpear la zona con suavidad, sin apretar y moviendo las manos por toda la zona para que el dolor vaya cediendo.

  • Manos: Las personas que trabajan mucho tiempo en un escritorio o con una computadora, reconocen con facilidad que puede ser doloroso o que los trastornos en esta parte del cuerpo pueden surgir con cierta facilidad. Para aliviar esta condición, usted debe poner la mano izquierda con la palma hacia afuera y la mano derecha para tirar los dedos hacia atrás. Esa posición se debe mantener por cinco segundos y repetir el movimiento pero con los dedos separados. Repita el proceso con la otra mano. En cuestión de pocos minutos el dolor va a comenzar a disminuir notablemente.

  • Pies: Con una botella de agua congelada o en su defecto con una pelota de tenis, se tendrá que ubicar el objeto en el suelo y con la planta del pie hacer que ruede mientras usted realiza un automasaje. Es fundamental que recorra toda la zona yendo desde el talón hasta la punta de los dedos.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *